Quizás reservada para los más exquisitos de paladar. Delicatessen para los amantes de las infusiones sin cafeína. Solo para el disfrute de una taza caliente de su flor favorita.